Nosotros

Inicio

Escuché de Rav Ekstein que escuchó de su  Rabino: Ojalá ustedes hicieran del Emet Emet así como ellos hacen del Sheker Emet (esto refiriéndose al Obed Kojabim). Y no es que el Sheker pueda ser Emet sino que “intentan” convertirlo, también es cierto que  para que una mentira pueda permanecer cierto tiempo considerable  tiene que tener algo de verdad.

Estamos esforzándonos por poner frente a los yehudim una colección de libros Kodashim (como el Talmud) traducidos al español, con traducciones de máquina, automáticas, de fuentes  que están bajo el dominio publico (libre de derechos de autor). Las traducciones pueden contener muchos errores y no es nuestra intención bajar la torá de nivel  a un nivel defectuoso, hasve shalom, mas bien que los usuarios se enfoquen  la lashon hakodesh y se apoyen para la traducción de palabras al español (lashon tumá) pero de ninguna forma para que basen su estudio en una de estas traducciones al español, porque la lengua en si misma ya es apagada y vacía, nada que ver con nuestra herencia que es la lengua sagrada. Entendemos el esfuerzo que los sabios de nuestro pueblo han hecho por mantener la torá temima,  y esperamos que así siga siendo con su esfuerzo invaluable, es por eso que pedimos no vean con malos ojos esta labor ya que muchos de los libros que se espera publicar no han sido traducidos antes al español pueden publicarse mucho mas rápido, y personas que no crecieron en un ambiente de yeshivot, están aprendiendo lashon HaKodesh  o viven en lugares apartados les resulta de gran beneficio, pero de ninguna forma es comparable al estudio tradicional que ha venido de generación en generación o a una traducción hecha por uno de nuestros rabinos con gran esfuerzo, es solo una herramienta de aprendizaje para todos aquellos baal tshuva o que por diferentes circunstancias no pueden asistir a un Kolel o Yeshiva.

Pedimos por favor el Eter a nuestros lectores, haciéndoles saber que nuestra finalidad es corregir en la mayor forma posible todo lo publicado y SIEMPRE conservar la raíz intacta (hebreo – arameo) para el crecimiento de la torá en cada uno de una forma limpia, aconsejando siempre dirigirse a sus respectivos rabinos en el caso de preguntas.